Resumen 3: La Tumba de Vladius

Ir abajo

Resumen 3: La Tumba de Vladius

Mensaje por Astraud el Dom 10 Mayo 2015, 12:45 am

Esta aventura sólo estuvieron Kajuata (joko) y Redoxxon(Nico)

Atha los manda a buscar la tuma de Vladius, el bárbaro.

Astraud escribió:
El druida les propone que visiten un lugar en busca de conociminetos: la tumba de un guerrero bàrbaro, Vladius,convenientemente ubicada en el bosque. Les cuenta que fuè un gran guerrero que venciò a un gran mal que asolaba a esa gran regiòn. Dice que algùnos decìan incluso que era favorito a los ojos del dios de la guerra, y que el mismo guio a su protegido hacia el descubrimiento de "algo" que le permitiò cumplir su destino. Ese algo puede ser un arma o un conocimiento, no es claro, lo que es seguro es que no fuè una armadura, porque Vladius muriò junto con la bestia que asolaba esa gran regiòn. Los pobladores en su tiempo adoraron los restos del campeòn, hasta que a unos clèrigos se les ocurrió colocarlos en exibición y cobrar entrada por tocarlos, incluso vendìan rèplicas de los huesos de Vladius. Dicen, tambièn, que cuando  el dios de la guerra se enterò de esto, arrasó el mismo esa gran regiòn y creó una profunda tumba donde hizo descasar los restos y armas de Vladius, y sobre esa gran regiòn hizo crecer un gran bosque. Dicen, que la càmara espera al siguiente guerrero,con un arma o conocimiento, cuando el tiempo lo requiera.

Descansan en la arboleda druìdica esa noche, y todos sueñan con una tierra desolada y a lo lejos una ciudad flotando sobre una montaña invertida. Hacia el punto mas alto de la ciudad, desde el cielo, convergen lo que parecen jirones de nubes brillantes, como si fueran lentamente absorbidas.

Kajuata y Redoxxon caminan por el bosque, encuentran un campamento de Kobolds y lo esquivan. Llegan a una zona pantanosa y maloliente, y en el medio del pantano entre luces fanstasmales logran vislumbrar un islote con un gran arbol negro. se levantan del agua zombies que se van colocando lentamente flaqueando un camino hacia el árbol negro, mientras ellos avanzan sólo los miran pasar. El árbol negro tiene entre sus raíces una cueva, que se ensancha en un pasadizo de piedra cubierto de hongos fluorescentes. En las paredes hay grabados de un guerrero y de sus batallas. Siguen descendiendo, y el aire se vuelve cada vez mas denso y húmedo, hasta que por fin llegan a una cámara, donde hay un sacerdote no muerto que trata de impedirles el paso, animando esqueletos para atacarlos. luego de derrotarlo, transponen la puerta y siguen bajando hasta una gran cámara subterránea con un techo de cristales de distintos colores brillando encima de ellos. En el centro de la cámara hay una estatua de Vladius de 4 metros de alto con dos gemas azules por ojos, sosteniedo una espada de cristal azul. La estatua está parada sobre lo que parece ser una tumba, y tiene un extraño artefacto sobre su cabeza, como una esfera con muchos brazos metáticos y una especie de "lector" que titila con un punto rojo. Despuès de bajarlo e investigarlo un poco, colocan los dos ojos de gemas de la estatua en los dos orificios que ven en el aparato, lo que hace que este se active, mostrando una serie de simbolos en rojo en el visor, e incrustándose en la armadura de Redoxxon (sin hacerle daño, sólo el susto). El aparato sigue emitiendo simbolos extraños (un idioma que no reconocen) y castea un portal, que absorve la espada de cristal de Vlaidus, y hace que se active la estatua y se ponga en posición de combate. Kajuata y Redoxxon se meten al portal.
Llegan a otro plano del multiverso (?), están sobre un desierto rojo y a lo lejos ven una ciudad sobre una montaña invertida. Se les acerca un disco volador en el que va un ser humanoide de piel azul, sin nariz, con lineas geométricas formando figuras sobre la piel de los brazos y rostro, al que de algún modo telepático comprenden y los lleva a la ciudad. En la ciudad ven como las "nubes" azules se arremolinan y son conducidas a tanques acumuladores elevados, que les explican que es el equivalente a lo que ellos (en Ankor) conocen como magia

Al llegar a la gran ciudad, son tratados como los salvadores de la profesía. Les cuentan la historia del gran mago al cual ya no nombran al que culpan por la perdición de su mundo. Foor (así se llamaba el mago) fué un archimago Drok que inventó el relicario que le permitió viajar al plano del mundo Ankor, y maravillado por las diferencias en las formas de vida recolectó muestras de todo lo que se le cruzaba por el camino, sea vegetal o animal. Experimentando sobre estas muestras llegó a crear una especie mixta que los Drok llaman "la plaga", una especie de colmena con una reina abejoide gigante, con soldados parecidos a escarabajos ciervos volantes y obreros que son los gusanos de estos soldados



Cuando surge una nueva reina en la colonia, esta abandona la colonia madre llevándose la mitad de sus habitantes y creando un nuevo nido alejado. Al surgir esta amenaza (los nidos agotaban rápidamente todos los recursos bioticos de los alrededores) los mafos Droks se unieron en un intento de realizar un conjuro que elimine la plaga, pero algo salió mal y eliminaron toda la vida vegetal del mundo y fueron consumidos en el conjuro.
Los Droks tienen sirvientes, seres parecidos a Halflings pero con cuatro cuernos. Van a ver la creación ritual de las armas prometidas, en las cuales los Droks azotan cruelmente a los esclavos  (Redoxxon se enoja con uno de los "Amos" y ataca con un hechizo de bajo nivel a modo de advertencia, pero en este mundo la magia no funciona igual, y hace estallar al Drok, para el deleite de la sorprendida multitud). Les cuentan que estos esclavos, también Droks, están hace 16 años trabajando en la creación de estas armas (en base a metal, cristales y magia Moh) para los guerreros de la profesía. Son esclavos sólo por tener en la cara las mismas marcas geométricas que tenía el mago Foor. Esto vuelve a enfurecer a Redoxxon, que se pinta esa marca en la cara y sale a aterrorizar Droks. Mientras hace esto, los amos dividen a los esclavos de la forja en dos grupos y los arrojan a los hornos, con lo que completan la forja de una gran espada de cristal azul y un mazo del mismo material. No los dejan recuperarse de la sorpresa, les entregan las armas y les piden que liberen su mundo del último nido. AL principio Kajuata se niega a luchar por estos seres corruptos, pero cuando van volando con un Drok de pocas palabras en su disco volador hacia el último nido, este hace un desvío y los lleva a un crater, donde hay una aldea de Droks "normales no-sanguinarios" que les devuelven la fe y deciden intentar liberar el mundo para ellos al menos. Una pequeña Drok le regala a redoxxon una cantimplora con Agua, y Redoxxon le regala a ella un hongo comestible que tenía. La niña lo mira con curiosidad, y se le cae al suelo, donde empezan a crecer descontroladamente.
Logran vencer al último nido ayudando a los droks y regresan a Ankor con las armas (Redoxxon dejará la suya en el santuario de Pelor abandonado del bosque, aquel que el mago Ghrill atacó para robar el cetro sagrado. Deja la maza Drok contra una estatua de Pelor cubierta de hiedra. El aparato creador de portales sigue pegado al hombro de su armadura, esta armadura más adelante la dejará en el templo de pelor de la ciudad costera de Anthor conocida como "el puerto élfico" ya que es cercana a las costas de Uldaral. Poco tiempo después, el templo junto con un área de 100 metros cuadrados desaparece del mapa dejando un hueco que se transforma en una bonita laguna).

_______________________________________
http://astraud.blogspot.com.ar/
avatar
Astraud
Mago
Mago

Mensajes : 188

Hoja de Mago
Nombre: Moox
Casa Hermetica: Verditius
Reputaciones:

http://astraud.blogspot.com.ar/

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.